Categorías
La pobreza en el siglo XXI ODS: Treball decent i creixement econòmic Precarietat laboral

España. Reducir el paro mediante el trabajo precario

La evolución del trabajo precario en España

¿Cuáles son los indicadores que determinan que un trabajo es precario? ¿Dónde situamos el marco de la precariedad laboral en España?

El trabajo precario, la tasa de paro en jóvenes o inmigrantes y la devaluación de los salarios son solo algunos de las consecuencias más notables que dejó la crisis económica de 2008 tanto en Europa como en España. ¿Cómo hizo frente España a estos problemas?

España tenía una tasa del 26% de paro en 2013, número que ascendía hasta el 50% para los jóvenes que se incorporaban al mundo laboral. Actualmente la tasa de paro se encuentra en el 14%, un porcentaje que aún dista mucho del 6,3% europeo y que sigue siendo muy alarmante para los jóvenes (el 32%). El receso en paro es evidente el problema es que la vía por la que se ha logrado esta disminución es la del trabajo temporal, sinónimo directo de precariedad laboral.


El trabajo precario está marcado por los salarios bajos pero sobretodo por la carencia de derechos laborales. El problema más notable que padecen los trabajadores precarios son la falta de seguridad en el empleo. Refiriéndome, a que tienen dificultades o no pueden adscribirse a un sindicato ni negociar colectivamente su sueldo. Además de que los contratos a los que se somete a estos trabajadores son temporales, nunca indefinidos y no les son pagadas las horas extras.

España aún muy por detrás de Europa

En el contexto de Europa, España encabeza la lista del trabajo temporal con un 26,8% del total de contratos firmados en 2019, en comparación con el 14,3 europeo. Muchos de los trabajadores que perdieron su empleo con la crisis han ido encadenando trabajos temporales. Desde entonces y han visto su renta notablemente afectada lo que les ha conducido a ser vulnerables a caer en la pobreza.

El sistema económico español necesita una remodelación desde hace años, los datos son evidentes y la recuperación de empleos que destruyó la crisis solo ha llegado de la mitad de su cifra total hasta el momento. Sin embargo parece que, de momento, no es una cuestión de primer orden y que seguiremos viendo el crecimiento de la nueva “burbuja”. Fuentes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *