Categorías
Lucha contra la pobreza OBJETIVOS ODS ODS: Educación de calidad ODS: Fin de la pobreza

Educación para niños y niñas con diversidad funcional

El derecho a educación de todos los niños y niñas con diversidad funcional al rededor del mundo

La educación es una cuestión muy delicada, sobretodo a nivel internacional, pues existen muchos países en vías de desarrollo en los cuales los niños y niñas viven una mayor dificultad para ser escolarizados. Esta cuestión se vuelve aún más delicada cuando se trata de personas con diversidad funcional o necesidades especiales, y aún más cuando estos viven en el tipo de país anteriormente mencionado.

El estudio “Disability Gaps in Educational Attainment and Literacy” (la discapacidad y las brechas en los niveles de alfabetización) indica que el porcentaje de niños y niñas con discapacidades que acaban primaria en los países en desarrollo es tan solo el 48%. Esto se debe a que en 3 de cada 10 casos, no se ha ofrecido una educación para niños y niñas con diversidad funcional. A demás, solo 6 de cada 10 de estos niños y niñas saben leer y escribir, y solo un tercio termina la educación secundaria.

«Solo un tercio de los niños y niñas con diversidad funcional terminan secundaria»

Existen países con determinadas religiones, como el hinduismo o el jainismo, que creen en la “rueda del karma” y la reencarnación. Esto significa que todas las acciones ‘buenas’ que uno hace en una vida van a repercutir positivamente en la siguiente vida, mientras que, si se realizan acciones ‘malas’, entonces se reencarnaran de modo acorde a las acciones. De esto se trataría el “karma” o la “rueda del karma”, no obstante, es algo que perjudica gravemente a las personas con diversidad funcional. Existiendo la creencia que si han nacido con necesidades especiales es porqué han actuado negativamente en la anterior vida, provoca una discriminación social sistemática.

Nepal es uno de los principales países que practican la religión hinduista anteriormente comentada; Naindra Prasad Upadhaya, Secretaria del Ministerio de la Mujer la Infancia y el Bienestar Social de Nepal, dijo en febrero de 2018 que el país había logrado un progreso notable en el área de la discapacidad. No obstante, admite que la educación sigue siendo un privilegio especialmente para estos colectivos.

Afortunadamente existen asociaciones como la ONG Família de Hetauda, localizada en Nepal, que da la oportunidad que niños y niñas con necesidades especiales puedan tener una escolarización decente. En Asha School, su escuela, tratan impartir una educación especializada según sus necesidades y llegado un cierto nivel empiezan un proceso de inserción laboral que les permita obtener un cierto grado de autonomía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *